El ciudadano español ha de presentar:

  • Certificado literal de nacimiento expedido con menos de tres meses de anterioridad a la fecha de la boda.
  • Declaración jurada del estado civil. En caso de que estuviera divorciado, también debe presentar el certificado literal de matrimonio con inscripción de divorcio.
  • Fotocopia del DNI y/o pasaporte.
  • Solicitud de la celebración para el matrimonio civil rellenada y firmada.
  • Certificado de empadronamiento de los dos últimos años (caduca a los 3 meses).

Por su parte, el ciudadano extranjero debe entregar:

  • Certificado literal de nacimiento. Además, los ciudadanos no comunitarios (de fuera de la Unión Europea) deberán presentar estos documentos legalizados por su Consulado y por el Ministerio de Asuntos Exteriores.
  • Declaración jurada del estado civil. Si está divorciado, se debe adjuntar un certificado literal de matrimonio expedido por su país de origen.
  • Fotocopia compulsada del NIE, pasaporte o tarjeta de identidad.
  • Solicitud de la celebración para el matrimonio civil rellenado y firmado.
  • Un justificante de residencia, que puede ser el certificado de empadronamiento de los dos últimos años o desde que entró en el país.
  • Los menores de 25 años deberán presentar además una certificación acreditativa que corrobore que son mayores de edad en su país de origen.
  • Si la documentación del cónyuge extranjero está en otro idioma, debe ser traducida por un traductor jurado. De la misma manera, si el contrayente no entendiera el español deberá acudir con un intérprete. Los documentos extranjeros, evidentemente, deben estar legalizados y compulsados.
  • Cuando se entrega la documentación se tiene que acudir acompañado por dos testigos (amigos o familiares) junto con su DNI o pasaporte en vigor para dar fe del estado civil de los novios, de su relación desinteresada y del domicilio de los últimos dos años. Estos testigos no hace falta que sean los mismos del día del enlace. Pero si son tus amigos, esos que te han ayudado a preparar las invitaciones de boda caseras, no lo dudes: también deben ser los testigos de tu boda.