Corpus Christi_C

Mientras el mundo llora su hambre, mientras el dolor parece haber ganado la partida, cada día el sacerdote parte el pan, obediente al mandato de Jesús: “Haced esto en memoria mía”.