2ª SEMANA TIEMPO ORDINARIO_A

  ¡Cuántos problemas nos evitaríamos si supiéramos estar allí donde nos toca estar, aunque no nos aplaudan o no reconozcan lo bien que hacemos las cosas! … Sí, se trata de la humildad.  

2º DOMINGO DE NAVIDAD_A

/Nunca podemos olvidar que el misterio de la Navidad no se llega a entender plenamente si callamos el que Dios se ha hecho hombre para salvarnos del pecado y para elevarnos a la vida sobrenatural.

CUARTO DOMINGO DE ADVIENTO_A

El Señor descansará si en estos días previos a la Navidad ponemos nuestro corazón en orden, somos capaces de pedir perdón, de abandonar aquellas costumbres que nos alejan de Dios, de “adornar” nuestra vida con la caridad, la paciencia, el saber escuchar...