¡Qué ejemplo son para nosotros aquellos que siguen tan de cerca a Cristo! Tan cercanos, que imitan a Jesús en lo que todos deberíamos imitarle.